Informe sobre el estado de creación y avance de las Unidades de atención integral a víctimas viales. 2023

      Una mirada desde la sociedad civil y la Ciencia Política en Iberoamérica
      Este informe presenta un análisis de la situación actual en cuanto a la creación y avance de las Unidades de Atención Integral a Víctimas Viales en Iberoamérica, enfocándose especialmente en las organizaciones pertenecientes a FICVI / Asociación Iberoamericana de Víctimas Contra la Violencia Vial.

      Para su realización se utilizó una metodología que incluyó investigación documental, cuestionarios y estudios de caso para identificar tanto avances significativos como desafíos persistentes en la asistencia post-siniestro vial.
      Los hallazgos del informe indican que, a pesar de los esfuerzos realizados, todavía existen brechas importantes en la atención integral ofrecida a las víctimas de siniestros viales. Las dimensiones legal, psicológica, social y financiera de la asistencia, requieren una mayor coordinación y recursos.

      El informe también señala, de acuerdo a los resultados obtenidos, la imperiosa necesidad de priorizar el tema en ciertos países y la necesidad de un seguimiento más consecuente por parte de las asociaciones civiles.
      Resultados destacados

      • • De 11 países de Iberoamérica incluidos en este informe, solo 1 – Argentina – cuenta con un programa de asistencia a víctimas viales y sus familiares que cumple con las recomendaciones FICVI para este tipo de servicios.
      • • De 11 países de Iberoamérica representados por organizaciones miembro de FICVI solo 3 – España, Chile y Costa Rica – cuentan con programas de asistencia a víctimas de siniestros viales que involucran a distintos organismos del Estado (con variados niveles de alcance) a nivel nacional y 1 con un programa a nivel local – Colombia / Bogotá –, aunque no cumplen integralmente con las recomendaciones FICVI.
      • • De los 11 países incluidos en este informe, 3 cuentan con asistencia a víctimas brindada por ONG: Brasil (local en Porto Alegre), España (en varias comunidades autónomas y provincias) y México (a nivel local en Jalisco / Guadalajara).
      • • De los 11 países incluidos en este informe, 5 – Guatemala, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay – no cuentan con un programa sistematizado (desde el Estado o desde la sociedad civil) para asistencia a víctimas viales.
      • • De los 11 países incluidos en este informe, 1 – Paraguay – tiene un Convenio de trabajo firmado y ha comenzado el proceso de creación de este tipo de servicios y 2 – República Dominicana (a nivel nacional) y Colombia (a nivel local en Sabaneta) están revisando Convenios de trabajo para la creación de este servicio.

      Se destaca la necesidad de que los Estados avancen en la creación de estas unidades u oficinas, dada su RESPONSABILIDAD en cuanto a garantizar la seguridad y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y considerando las recomendaciones del documento Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030, proclamado por las Naciones Unidas en septiembre de 2020, el cual entre sus recomendaciones y bajo el título “Respuesta tras las Colisiones” indica: “También deben establecerse sistemas integrales de apoyo a las víctimas y a sus familias. Los gobiernos deben elaborar mecanismos para llevar a cabo una investigación multidisciplinaria de las colisiones y garantizar la justicia. También se debe proporcionar apoyo financiero y social a las víctimas y a sus familias, si es necesario, para garantizar que no se vean abocadas a la pobreza debido a los elevados costos que a veces se asocian con el tratamiento y rehabilitación prolongados, o a la pérdida de un sostén de la familia”

      En función de lo anterior, se hace hincapié en la importancia de la colaboración entre organizaciones de la sociedad civil y los estados para mejorar la atención integral a las víctimas, teniendo presente que la RESPONSABILIDAD de la creación, implementación, gestión y financiamiento de este servicio es del Estado.
      En términos de financiamiento y sostenibilidad, se subraya la necesidad de aumentar el apoyo del Estado no solo a las autoridades responsables del tema, sino también a las organizaciones civiles que trabajan en este campo. La sensibilización pública sobre la importancia de la asistencia post-siniestro vial, es crucial para generar el apoyo necesario para estas iniciativas.

      Finalmente, el informe formula recomendaciones dirigidas tanto a los Estados como a la Sociedad Civil, enfocadas en mejorar la asistencia integral a las víctimas de siniestros viales y alinear esfuerzos con los objetivos del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030. Se destaca la importancia de crear alianzas multisectoriales y organismos coordinadores para dirigir estrategias y planes nacionales en materia de seguridad vial, basándose en la recopilación de datos y la investigación. Estas recomendaciones buscan guiar a las partes interesadas hacia un enfoque más integrado y efectivo para la atención de las víctimas de siniestros viales.

      Descarga INFORME realizado en colaboración con los estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado de Santiago de Chile y la Fundación Mapfre.

      contralaviolenciavial.org
      • Somos miembros:
      • Adherimos:
      • Agradecimientos:
      • Apoyos: